3 de junio de 2010

A veces una conversación con uno de los "viejos" del lugar y un recital de uno de los representantes de la "Canción Protesta" son suficientes para devolverte, al menos, un poco del idealismo perdido. A pesar de que algunas de las cosas que te cuentan los "viejos"  del lugar, y sus canciones, suenen demasiado cercanas y familiares...
Sigamos soñando, que al menos los sueños siempre serán nuestros.

4 comentarios:

sham_rock dijo...

Me gusta más esta entrada que la anterior porque me gusta mucho más la Sara positiva e idealista :) Mejor que sigamos soñando...

Charo dijo...

Firmo como parte de esos "viejos del lugar" y en parte como algo responsable de este idealismo que aún te queda...
Pues a mí la primera entrada tambien me gusta. El olvido aún cuando no sabes si está presente o ausente es demoledor, pero es una realidad.
Cést la vie!

Tiny Dancer dijo...

Madre, creo que Llari habla de la anterior en fecha (la de la falta de ilusión)que a ti tampoco te gustó :-)

Charo dijo...

siempre metiendo la patina ¿eh?