28 de enero de 2009

Nevadas

Todo era blanco a su alrededor. Hacía frío y una humedad del 100%. No entendía qué estaba pasando. La noche anterior todo era normal, oscuro. ¿El invierno? ¿En el Hemisferio Sur, en pleno mes de enero? No, el invierno no podía ser.

De repente vio a su madre, que entraba en la cocina. Intentó hablar con ella, pero su voz no emitió ningún sonido. Intentó caminar hacia ella, pero un cristal se lo impedía.

- María, ¿qué haces ahí? ¡Sal del vaso de leche ahora mismo!

5 comentarios:

Begoña dijo...

Deluxe!!!!

Espero ser tu compañera de Fanzine!!!

bexox

Jorgito dijo...

xD Amo ciertas salidas semi-surrealistas.

Très bien ^^

Lu dijo...

Grande, Sara, grande!

besu!

Coverdale es Dios dijo...

jajaja vaya turn of the screw! Quisiera vivir flotando en un vaso de leche, por cierto. Templada. Eso tiene que ser felicidad. Mientras nadie te beba claro...

obaobab dijo...

MUY BIEN.

a mi me gustaría más si el vaso de leche tuviera un poquitín de café y calentín....,

Besinos