30 de diciembre de 2009

2009... 2010

Se acaba un año. Un año en el que creo que al principio no tenía puestas demasiadas esperanzas, del que no esperaba demasiado y que, desde luego, ha hecho esfuerzos suficientes para ser recordado por bastante pena y bastante gloria. Fue un año de cambios en todos los sentidos, un año de esos que te hacen crecer por algunas de las decisiones que tuve que tomar, o por algunas de las cosas ("pruebas" que llamaría John Fowles) que tuve que vivir y superar. No haré balance del año, porque no sé si ha sido un año bueno o malo, simplemente diré que fue un año que no olvidaré fácilmente.

Respecto al 2010, me limitaré a decir que espero seguir haciendo camino al andar. P'alante, siempre p'alante, con esperanza y un toque de optimismo, que es lo que nos queda. Sola (y feliz de estarlo), pero siempre bien acompañada. Ése es mi deseo. Y para eso espero seguir teniendo a los que llevan mucho tiempo a mi lado, no sólo a la familia (que esos siempre están) sino a los verdaderos amigos, los que me empujan, apoyan y jalean; aunque nos veamos poco, aunque estemos lejos, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad... ¿Alguna vez habéis pensado que la amistad es el mejor de los matrimonios?

Nos vemos por aquí, pronto.

Feliz año nuevo y feliz década.

8 comentarios:

sham_rock dijo...

como diría mi querido tío: "yo, contigo, al fin del mundo". te quiero caraculo

Jorgito dijo...

Supongo que a veces es cuestión de cómo divides el tiempo (quizá sea cosa mía y de mi optimismo): el año natural 2009 ha tenido un balance extraño que no sabrías calcular; en cambio tu vida, hasta el momento, es como mínimo de las de celebrar.

Si ves las cosas grises, o directamente negras, dales perspectiva y ahógalas en blanco ;)

obaobab dijo...

últimamente cada vez que t eleo me salta la lagrimina...

y viva este matrimonio entonces!!!

Un besín

dijo...

yo sólo diré que no me creo lo de "cualquier tiempo pasado fue mejor".

luv u!

Tiny Dancer dijo...

No me debí de expresar con claridad, Jorgito, porque creo que mi entrada, no es precisamente una mirada gris, o negra, o al menos no era esa mi intención.

Pretendía más que fuera una celebración de la vida. No de ella en general, sino de la mía, que me gusta mucho: con sus momentos buenos, y sus momentos malos, con todos sus peros y sus sin embargos, al completo, sin quitar nada y siempre dispuesta a añadir para seguir, como digo, p'alante, siempre p'alante.

Obaobab: Sabes que eres uno de mis matrimonios favoritos. Y no me llores, que la llorica de la relación soy yo.

Jorgito dijo...

No no, claro que no lo entendí así :) Es un comentario preventivo. Ya sé que tienes tu propia manera de ser optimista y/o relativizar, yo sólo doy alternativas. Porque los recursos, si son para sonreír, nunca están de más!
besote

LiZ dijo...

Así, compañera, camino al andar...
pero ancho, que quepan muchos!

Coverdale es Dios dijo...

Me gusta esto del matrimonio poligámico... aunque no sé si prefiero ser tu fiel amante :P
Que en el 2010 sigas teniendo esas "epiphanies" que me encantan. Y que vuelva a decir, con el café o la copa en la mano, "a ver qué se le ocurrió ahora". Sino tendría que meterme a peón para tapiar con hormigón el enorme hueco que iba a quedar... y sabes que el esfuerzo físco y yo - casi siempre- así asau.
Ah! Y tenemos que empezar a redactar el "Ultimate trío-lalala dictionary, unabridged" para los nuevos "concetos" y los ya asentados (cda, etc.)
ti amo bambina!