20 de febrero de 2009

Meet me at the other side of the Brooklyn Bridge.


Aunque no tengo una abuela en Manhattan, este fin de semana seré como Sara Allen, e intentaré buscar la forma de llegar de Brooklyn a Manhattan.

Será un fin de semana al revés, donde Manhattan será la periferia y Brooklyn el centro del mundo. Puede que sea el momento ideal para empezar Brooklyn Follies, para verse la filmografía completa de Woody Allen o para releer -- unos cuantos años después -- Caperucita en Manhattan.

4 comentarios:

Coverdale es Dios dijo...

La envidia me corroe (one more time)
un besin Sarilla

obaobab dijo...

normalmente no me pasa, pero hoy si. Tengo envidia. De la sana (aunque creo que de esa no existe, la envidia no es sana...no?)no se,pero bueno, me disfrazaré para que se me pase.

Un besín

Jorgito dijo...

Joder, qué grande Sara. Manhattan. Tengo yo aquí en la pared a Woody y Diane sentados en un banco contemplando el puente.

Anónimo dijo...

Sin duda Brooklyn Follies; es lo más grande que escribió Mr Auster.
Caperucita, un recuerdo de la abuelita y del lobo desde León, je, je